Recomendación Anime: Psycho-Pass, la estandarización de un sistema

Psycho-Pass es un anime  con una excelente continuidad y manejo de ritmos en cada escena, con diálogos por demás interesantes impregnados de una profundidad analítica que retoman ideas de Max Weber, Michael Foucault, Jeremy Bentham, Platón y de obras literarias como las tragedias Shakespeare o Los viajes de Gulliver[1], de Jonathan Swift, con temáticas en torno a la tecnología, la salud mental y física, la ciudadanía, la libertad, la justicia y la ley. Estos diálogos permiten adentrarnos en la trama de la serie animada y ser partícipes, tomando diversas posturas de acuerdo a la idiosincrasia de los personajes que ahí se presentan. Pero, para ser más claros vayamos retomando algunos puntos.


Este anime plantea  una sociedad futura, donde las personas son escaneadas continuamente por un sistema llamado Sybil, que es capaz de  leer todo lo que está en la mente de los ciudadanos. Sybil lee los talentos y dice el tipo de vida que debe llevar cada persona. Esta lectura también determina si las personas son potencialmente sensibles para delinquir. Es decir, es un sistema que prevé posibles casos de violencia y los detiene antes de detonar. Cuando esta probabilidad, medida como el índice de "Coeficiente de Criminalidad" o Psycho-Pass, es demasiado alta los individuos son perseguidos y detenidos con fuerza letal, si es necesario.

Lo anterior conlleva, a una ciudadanía en armonía,  sin altos índices delictivos. Paradójicamente los ciudadanos están preocupado por sus niveles de estrés, para no ser detectado por el sistema como una amenaza, ya que el coeficiente de criminalidad puede ser contagioso debido al estrés; en cuestión de minutos una víctima puede pasar a victimario, y ser erradicado por el sistema.

Por lo tanto, las personas tienen especial cuidado en sus percepciones sensoriales para fomentar su cuidado psicológico. Se potencializa una ciudadanía individualista preocupada por sí misma.  Si bien, los ciudadanos saben que algo está mal,  voltean a otro lado para poder continuar, tratando de evadir su responsabilidad, transformándola en ingenuidad y desinterés masivo.

Los humanos ni siquiera consideran lo que realmente quieren, se rigen  por los estándares de un sistema, que brinda confort y bienestar publico sustentado en la tecnología holográfica y cybernización, así como en las herramientas de comunicación que existen en el mundo para fortalecer la naturaleza social, que contrariamente aquí tienen un efecto opuesto; si bien brindan comunicación aíslan a los individuos, que son capaces de comunicarse por redes sociales; alejados de un cuerpo físico y cerca de un mundo sustentado en ideas como el propuesto por Platón, donde algunas personas  bajo diferentes “mascaras” pueden jugar con cualquier personalidad. Sin embargo, resulta al final que ellos mismos no son nada. El núcleo de su personalidad está vacío. No tienen un rostro propio, así es como pueden llevar cualquier mascara.

Este anime, también retoma diferentes  perspectivas de la cybernización completa  del cuerpo humano. Analizando los pros y contra de tener cuerpos cybor, donde solo se conserva la mente humana. Si la gente solo busca la juventud para sus cuerpos y pierde de vista lo que significa cultivar la mente, sería normal que eso llevara a un incremento de la cantidad de “muertos vivientes”, pero a la vez, si se mecanizan procesos de naturaleza humana, perderíamos la esencia de vivir y disfrutar momentos irrepetibles que capturamos  gracias a las sensaciones proporcionadas por un cuerpo efímero.  

Este es el foco central de atención, donde se plantean diversos actos delictivos, orquestados por una gran mente criminal que justifica sus acciones ultra violentas para despertar al ciudadano común. “Los humanos siempre estamos deseando una mejor sociedad”, ante esta premisa el antagonista llamado Shogo Makishima se plantea si vive realmente es un sistema  o en una prisión, con la cantidad mínima de custodios. El maloso en cuestión, es definido como el anarquista de la serie que niega un sistema de control inhumano para tratar de crear un sistema más humano a partir de una revolución sustentada en crímenes con extrema violencia.

Para complicar la trama, la historia sigue a la Unidad de la División de la Oficina de Seguridad Pública e Investigación Criminal, el equivalente a la policía del tiempo actual, que cuenta con la inspectora Akane Tsunemori, una novata que trata de adaptarse al arduo trabajo que representa controlar los brotes delictivos. No obstante, al ser principiante cuestiona las acciones y hace reflexionar a su equipo de trabajo para descubrir en conjunto que laboran bajo un sistema universal de valores que trasciende la ética y los derechos individuales de las personas.


Akane se acepta tal, no le teme a su coeficiente criminal, en consecuencia pondera la justicia antes que el deber, pero a la vez, tiene que aprender a deshacerse de sus ideas preconcebidas y afrontar la verdadera personalidad de sus compañeros, los ejecutores, que son tratados por el sistema como perros de caza y no como detectives debido a su alto índice de potencial delictivo.

Ante este escenario ideológico, recomiendo arduamente el anime con personajes bien delineados, y para finalizar despliego algunas citas textuales, que me parecieron de trascendencia.

Tomando prestadas las palabras de Max Webber, lo burócratas ideales son aquellos que intentan realizar sus deberes, sin furia ni cariño, sin odio ni afán, y sin amor ni preferencia personal”- Profesor Saiga, Cap. 19, al min. 8:46
Creo que el momento en que las personas realmente valen, es cuando actúan de acuerdo a sus deseos” - Shogo Makishima. Cap. 20, al min. 13:37
“Las leyes no protegen a las personas. Las personas protegen las leyes”- Akane Tsunemori. Cap. 22, al min. 6:10
"Las personas siempre han detestado el mal y han buscado formas correctas de vivir. La ley es la acumulación de esos sentimientos. No son ni las disposiciones, ni el sistema. Son los frágiles e irremplazables  sentimientos que todos llevan en sus corazones. Comparados con el poder del enojo y del odio, son algo que se pueden romper fácilmente. A lo largo del tiempo las personas han rezado por un mundo mejor. Para que esas oraciones sigan teniendo significado tenemos que dar lo mejor de nosotros”- Akane Tsunemori. Cap. 22, al min. 06:20
“¿Sabes que es lo más denigrante que puedes hacerle a la ley que debemos respetar? Crear y administrar una ley que no merece protección”- Akane Tsunemori.  Cap. 22, al min. 16:00

Nota al final: Al acabar este anime, pensé “¿Y ahora qué?.... ¿qué voy a ver? santa depresión obligada después de un buen anime.















































1 comentario:

  1. Trama compleja y personajes bien realizados son razones que me valen para ver una serie por separado, pero juntas potencian bastante el factor interes. Tambien me ha llamado la atencion lo de la estructura de los primeros episodio. Sobre los puntos malos, solo me hecha un poco para atras el bajon de la historia. Los finales inconclusos los odio pero he aprendido a convivir con ellos (con tantos casos como Slam Dunk, Golden Boy y Shana, la que supuestamente va a teneer una tercera serie, pero que parece ser la Duke Nukem Forever del anime). Y solo una recomendacion: NUNCA leas con demasiasdo detalle los articulos de wikipedia sobre recomendaciones anime . El caracter de enciclopedia de la pagina hace que las personas tiren el concepto de "spoiler free" por la ventana.

    ResponderEliminar

Copyright © 2013 El coloquio de las musas and Blogger Templates - Anime OST.